sinpasaportes

“Se estaba muriendo de soledad”

ebola

Llueve en Santander y el trípode pesa más los jueves. La rueda de prensa es en un hospital.

Ella se llama Paciencia y es una misionera sonriente. Trabajaba en un hospital de Monrovia (Liberia) cuando el gobierno decidió cerrarlo por la epidemia de ébola. Un buen día empezaron la fiebre, los vómitos y la debilidad aplastante. Un grupo de misioneras y trabajadores se quedaron aislados en el hospital.

“Lo más doloroso eran los gritos de auxilio, de dolor… y ver que algunos compañeros no podían llevarse ni un vaso de agua a la boca”, relata. “Nos llamaban y decían que vendrían a buscarnos pero ese día nunca llegaba”. Cuenta que lo más doloroso era la soledad del aislamiento. “Patrick, antes de morir me dijo que no iba a morir de ébola, que se estaba muriendo de soledad”. Y murió solo.

Un día llegó el avión que esperaban. La hermana Paciencia lo supo cuando ya se habían llevado a dos de las personas que permanecían en régimen de aislamiento en el hospital. Se llevaron a los dos españoles. Al resto les abandonaron allí, en ese hospital fantasma. “Dejaron comida en la puerta y tardé un día en reunir las fuerzas para acercarme a la puerta y recogerla”, explica.

Paciencia se curó y su suero ha sido la salvación para varias personas infectadas. Ocho de sus compañeros murieron. Uno de ellos en España, el cura leonés al que nuestro gobierno trasladó en avión.

“Cuando el ébola llegó a Europa y a Estados Unidos fue como si temblara la tierra, un terremoto. Mientras la enfermedad mataba en tres países de África, nadie hacía nada”.

Le he preguntado si se sintió abandonada por ese avión que nunca llegaba, el que cuando llegó solo se llevó a dos personas. “Las leyes están para cumplirlas. ¿Qué puedo decir? No se puede hacer nada pero… por encima de las leyes, están las personas”.

Ahora, la hermana Paciencia tiene nacionalidad española porque su sangre ha servido para curar.

Su pasaporte dice que ahora ese avión no le dejaría en tierra en un hospital fantasma, que no le dejarían morir en soledad.

Emi*

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: