sinpasaportes

Nacer y morir en Gaza

Hace más de dos años que pisé Cisjordania. No he vuelto pero puedo recordar la angustia de los “check points”, la humillación de los palestinos que tenían que enseñar una tarjeta azul para poder entrar a Jerusalén a trabajar. No olvido la asfixiante presencia de un muro y me pregunto: ¿No es esa razón suficiente para maldecir al estado de Israel?. 

Recuerdo la mano de una niña que nos agarró para bailar en una boda en Ramala. Son recuerdos de impotencia y tristeza de 50 años. Aquel mapa desplegado sobre la mesa de la casa de Carlos y Elena en Ramala enseñaba el queso gruyere en que Israel había convertido los Territorios Ocupados con más ocupaciones. Crecían como setas los asentamientos de los judíos retornados a la “tierra prometida”. El autoprocamado “pueblo elegido” volvía a casa animado por el paro, la falta de oportunidades y las promesas de vivienda y trabajo hechas por el Ministerio de Absorción israelí.  Mientras ellos llegan a vivir a urbanizaciones con cesped, chalets adosados y hasta universidades, los palestinos y palestinas sufren cortes de agua, la tala de sus olivos, la siembra de minas antipersona, las incursiones con tanques en sus pueblos y ciudades y el encarcelamiento de quién se atreve a decir en alto o en bajito  cosas como “resistencia”, “libertad” o “jaula”. Sea como sea, aunque esta resistencia sea pacífica, laica y constructiva, aunque hable de la solución de dos estados, aunque nunca se haya acercado a una mezquita, ni haya lanzado un cohete. La cárcel en Palestina acecha a todaslas personas por igual. Todo palestino o palestina que quiera recuperar la tierra robada o simplemente vivir sin un muro ante su casa es y será un enemigo del estado de Israel; tan rico y poderoso como pobre es Palestina.

Ahora Israel vuelve a llenar de muerte el cielo de Gaza. Recuerdo que pregunté si era posible llegar a Gaza. No era posible. Solo teníamos dos semanas, no teníamos permisos y  no todos los occidentales podían entrar en lla cárcel más grande del mundo. La parte del mundo más densamente poblada. La ciudad con la población más joven del mundo, más de la mitad son niños. Gaza, esa isla de edificios derruídos rodeada por tres muros, tiene records tan tristes como las imágenes que nos llegan estos días.

Me pregunto también si alguien seguirá creyendo esa historia de “queremos protegernos de los cohetes kahsan”. Cohetes, por cierto, sin apenas alcance. Un rasguño frente a mil puñaladas en el corazón. Un cohete precario frente al ejército mejor dotado y preparado del mundo.

Me pregunto si aquella niña que me dio la mano para bailar en Ramala tendría la misma edad que los cuatro niños que hoy he visto envueltos en banderas palestinas. Estaban muertos. Todo gritaba a su alrededor pero lo que mñas gritaba era su silencio, el silencio de sus cuatro bocas.  Sus cabecitas se movían al ritmo de la música más macabra de todas, la muerte. Sus brazos caían a los lados y sus sueños se escondían en alguna parte entre el mar Mediterráneo y los check points de Hamás, de la OLP y del ejército de Israel. ¿Donde estarán todas sus conciencias?

Y esos niños envueltos en banderas han nacido y han muerto en una cárcel y todos les hemos visto nacer y les hemos visto morir.

Y desde Europa y Estados Unidos tocan las palmas mientras el estado de Israel sigue con esta sinfonía de muerte…

Y quisiera estar en Gaza para abrazar a quienes lloran. Y quisiera tener las manos tan duras como piedras para romper a puñetazos vuestros muros construídos con odio.

Emi

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Nacer y morir en Gaza

  1. leonardo en dijo:

    sin duda alguna tienes una habilidad tan grande con la pluma, desde que lei por primera vez tus textos me encantaron, la manera como contas y transmites lo vivido es unico y cada frase me transporta al contexto como vivencia propia ….muy bueno … un abraxo ..
    TU AMIGO LEO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: