sinpasaportes

Mad-rid

Te miré con nostalgia desde la primera vez que te vi. Sabía que esto, lo nuestro, se iba a terminar… Porque siempre has sido de esas, de paso. Siempre vi tus venas bien abiertas; Gran Vía, la Calle Palma, la calle Lavapies…

Te miré aquel primer día como alguien que sabe que ese amor se acabaría tarde o temprano. Me equivocaba, querida jaula de grillos. No tenía ni idea de que incluso ahora, que me voy,iba a seguir profundamente enganchada a tu rostro de asfalto y neón. A veces discuto contigo y el metro llega tarde, a veces el calor de tu cielo cae a plomo sobre mi cabeza, me enfado y te grito… Y llega siempre la reconciliación, y camino tus noches, saboreo los parques y rincones de tu cuerpo… y paseo como si hiciese el amor después de una discusión determinante.

Ya me fui una vez para no volver más que para visitarte. Pero al venir de visita, me tendiste una trampa. Me quedé en tu tela de araña un poco más.

Me he dejado ocho años en tus bares, cines, calles y plazas. Las he caminado, corrido, llorado y reído. Espero que te quedes con buen recuerdo, porque has sido el escenario de algunos de los mejores momentos de mi vida… Solo quiero que te quedes tranquila, las cosas irán mejor. Tú siempre saliste de todo; con tu imaginación de castiza locura… con las mil canciones que vistes en cada una de tus noches. Píntate y sal a la calle. Tú; creativa, libre y loca.

Esta vez va en serio. Me voy. Gracias. Vendré a verte siempre que pueda porque aquí están más de 7 años y eso no es cualquier cosa. Y no me pongo triste ni me despido ni cosas de esas porque sabes que los “amores que matan nunca mueren”, que ya te lo cantó Sabina… y ya sabes que a mi “Madrid me mata”.

Y acuérdate, solo de vez en cuando, de aquel piso que se caía a cachos en Puerta del Ángel, del suelo torcido de aquel de Alonso Martínez, de las chicas de la calle Ardemans, el comando Lavapies, de las locuras de Carabanchel, de las tardes en Vallecas, las escapadas a Fuencarral, y ese rincón tan nuestro… tan tuyo y mío. Esa calle donde todo empezó aquí y donde parece que termina todo.

Emi*

Para todas las personas maravillosas que me he cruzado en esta ciudad de locos tan “insufrible como insustituible”.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Mad-rid

  1. Precioso. A mi me hubiese gustado escribir algo parecido cuándo medio marché de Asturias porque nunca marcharé del todo. Ah y una recomendación de lectura porque tu entrada me ha recordado algunos capítulos de este libro: Paniceiros de Xuan Bello, creo que te encantará!

  2. Noelia en dijo:

    Si, no se puede describir de otra manera, precioso. Te entiendo perfectamente Emili, porque cada una de tus palabras reflejan lo que yo siento por esa ciudad de la que renegaba al principio y de la que aun, después de 6 año, sigo sin poder desengancharme. Suerte en tu próximo viaje!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: