sinpasaportes

Nuestra terapia de choque

Tras el Huracán Katrina que arrasó Nueva Orleans, el gobierno de Estados Unidos aprovechó para devastar la educación pública en Louisiana e instaurar un programa de cheques para escuelas privadas para las familias damnificadas… El Capitalismo aprovechó el shock para expandirse y convertir un derecho, el derecho a la Educación Pública y de calidad, en un lujo, en comercio, en empresa.

Tras el 11 de septiembre, la Casa Blanca vio que era el momento perfecto para seguir ampliando las fronteras del capitalismo del desastre. “La guerra contra el terror” caló entre la población de Estados Unidos en aquel momento clave para la psicología social… La guerra de Afganistán, la de Irak y el resto de crueldades cometidas bajo la consigna de la “defensa nacional” y la lucha contra el “eje del mal” son un buen ejemplo de la ferocidad y la falta de escrúpulos del neoliberalismo perpetrado bajo la batuta de la denominada Escuela de Chicago y, sobre todo animados por su principal ideólogo … Milton Friedman.

Nomi Klein cuenta en “La doctrina del Shock” que “entre el tráfico de armas, la privatización de los ejércitos, la industria de la reconstrucción humanitaria y la seguridad interior, el resultado de la terapia de shock tutelada por la administración Bush después de los atentados es, en realidad, una nueva economía bien articulada”…”Sus principales características consisten en una gran transferencia de riqueza pública hacia la propiedad privada – a menudo acompañada de un creciente endeudamiento-, el incremento de las distancias entre los inmensamente ricos y los pobres, y un nacionalismo agresivo  que justifica un cheque en blanco en gastos de defensa y seguridad. Para los que permanecen dentro de la burbuja de extrema riqueza que este sistema crea, no existe una forma de organizar la sociedad que de más beneficios.”

Nuestro shock ha sido la crisis económica. Nuestra sociedad, contrariada y asustada con la amenaza de una crisis que se cierne sobre esos entes invisibles denominados mercados, ahogada por deudas y por el desempleo, ha creído la mentira absurda de que debemos “apretarnos el cinturón”, al que por cierto no le quedan más agujeros,  perdiendo nuestros derechos laborales, nuestras conquistas…

La avaricia del “capitalismo del desastre” no es fácil de saciar y ahora quiere más. En el último año han crecido en España las ventas de artículos de lujo, los más ricos son más ricos y, por otro lado, han crecido las personas que viven por debajo del umbral de la pobreza de forma exponencial. La fórmula para reactivar una economía que los mercados han destrozado con la connivencia de los gobiernos y el aplauso de las multinacionales, no pasa por castigar a los y las trabajadoras,  pasa por castigar a esos mercados para empezar, ponerles normas estrictas a ellos y que paguen sus delitos, trampas e insensateces…

Estos “procesos de ajuste” , estos “tratamientos de choque” no son ni nuevos ni buenos. Basta mirar la América Latina que dejaron tras de sí la FAO y el Banco Mundial con sus famosos “Planes de Ajuste Estructural”. Aún se sienten sus dramáticos efectos…

La reforma laboral es una vuelta de tuerca más, un truco más del sistema para que mercados y multinacionales tengan las manos libres y hacer así más vulnerables a trabajadoras y trabajadores, que asustados dirán “si wana” a cualquier cosa y seguirán consumiendo sus productos y endeudándose hasta el infinito para beneficio de los bancos .

Esta reforma laboral, una pequeña muestra de lo que nos espera si callamos, es una forma simple de enriquecer a los de siempre sin crear empleo de calidad ni redistribuir la riqueza, que es lo que hace falta… si, porque dinero hay, pero no está bien repartido… hablando en términos simplones.

Metafóricamente la reforma laboral es una descarga eléctrica, nuestro electroshock para hacer tabula rasa y arrasar con lo que puedan.

Por eso voy a la huelga, aunque no computo, como un elevado número de personas en este país…

Por eso y porque mis abuelos aguantaron en los sesenta meses y meses en huelga, sin dar ni un paso atrás, con 4 hijas y sin sueldo, luchando con las armas de la justicia y la paz. Con la dignidad intacta pelearon por unos derechos laborales que ahora no voy a dejar que caigan uno tras otro como un castillo de naipes.

Emi Arias

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: