sinpasaportes

… en un lugar donde nunca nadie…

… pudo llegar usando la razón… (Alberto Cortez) 

Cuando era pequeña nunca conseguí que un castillo de arena durase más de cinco minutos. Me gustaba levantarlos cerca de la orilla y eso tenía su peligro. Las olas llegaban, rompían, entraban y salían de mi pequeña construcción. Una pared se resquebrajaba y caía a plomo sobre la arena, mezclándose con el agua, huyendo de nuevo al mar, dando volteretas, creando espumas arenosas y suaves como lazos de terciopelo.  Se deshacían despacio y yo me quedaba quieta como una estatua mientras hundía los dedos a mi lado para no ser empujada por el mar. Cuando se había ido por completo solo quedaba un recuerdo y un revoltijo sin forma húmedo y desordenado; el recuerdo de mi castillo. Poco a poco las olas iban alisando ese espacio hasta dejarlo otra vez inmaculado.

Así todos los castillos de arena de mi infancia se cayeron uno a uno ante mis ojos… no hubo pena ni lágrimas porque entendí que era cuestión de levantar uno nuevo y sentarse a ver como volvía la marea para permitirme empezar de cero, para limpiar la arena de mis juegos infantiles…

 Ahora levanto castillos de arena y disfruto viendo como caen, se rompen, resisten los envites del oleaje, y se vuelven a levantar… Era esto la vida, ¿no?

Nada que se construye sobre lo material dura para siempre. Por eso mi compañero y yo nos hemos comprado un cubo, una pala y un rastrillo mágicos que nos ayudan a levantar sueños sólidos que resisten las mareas más salvajes; las del tiempo.

 

Mi compañero y yo estamos trabajando de sol a sol para hacer real la locura más hermosa en un mundo dominado por realidades grises. Nuestro cubo, nuestro rastrillo y nuestra playa. ¿Qué más nos hace falta?

 Nuestro castillo está hecho de caminos, mochilas, gente desconocida, sabores y olores diferentes. En nuestro castillo no va a hondear ninguna bandera. En nuestro castillo no hay sitio para identidades asesinas.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “… en un lugar donde nunca nadie…

  1. Roxana en dijo:

    Ya era hora, Emi, de volver a este espacio. Gracias por refrescarme la memoria; recordarme que tenía yo también una pala, un rastrillo y un cubo propios.

  2. Pakito en dijo:

    ohhhhhhHHHhhh!!
    Que bonitas palabras emilia, que facilidad para dibujar con palabras….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: