sinpasaportes

Sonali

 

En casa de Sonali no hay espejos y tampoco los hay en la escuela. El espejo de Sonali son las caras de sus vecinos, de sus amigas del colegio y de sus profesoras.

Sonali va al colegio de ladrillo visto en una aldea cerca de su casa, en la provincia de Faridpur, Bangladesh. Tiene un padre y una madre. Tiene una casa muy pequeña en la que duermen donde comen y comen donde hablan antes de dormir. Tiene una muñeca rubia que no se parece en nada a ella. Su muñeca tiene rostro, Sonali no.

La escuela de Sonali. Emi Arias

A Sonali le robaron la cara cuando tenía sólo unos meses. Un vecino  se asomó por la ventana y roció con ácido el colchón donde Sonali dormía arropada por su madre. Su madre perdió la mitad de la cara, a Sonali le lloran los ojos todavía por las heridas, 8 años después.

Sonali es tímida y es muy difícil verle sonreír. Tiene una amiga que nunca se separa de ella. Le gusta mucho ir al colegio y su profesora dice que lee muy bien.

Las mismas preguntas de siempre; ¿porqué? Las mismas respuestas de siempre; no hay razones para robarle la sonrisa a una niña.

Su madre dice que si tuviesen dinero, operarían otra vez a Sonali para que sus heridas no le hagan tanto daño bajo ese sol color blanco intenso. Pero la madre de Sonali no tiene dinero, porque Bangladesh es un país empobrecido donde las mujeres cosen por un euro al día las camisetas que compramos por 5 euros en Zara.

Nos vamos de allí y Sonali se queda con su muñeca rubia con cara de americana de Minessota, con su amiga del alma, con su madre y su padre, con su profesora y con 8 años de muy pocas sonrisas; una de ellas nos la regaló antes de irnos.

No es justo. No tengo nada más que decir.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Sonali

  1. Gracias, Emi, por recordarnos la suerte que tenemos, pero sobre todo, lo mucho que hay por hacer.

  2. Emilia, soy June, editora de Pikara Magazine. Por un problema con la configuración del formulario de la web, he recibido tu mensaje pero no tu e-mail. Desde luego que estamos encantadas de que colabores. Mándame por favor un e-mail a revistapikara@gmail.com para ir concretando formas de colaborar. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: